Saltar al contenido

Parabenos en las cremas anti estrías y otros cosméticos.

Cremas sin parabenos

Hemos pasado de ser una sociedad a la que no le importaba lo que consumía a una en la que miramos con lupa todo aquello que tenemos que comer, beber, incluso, aplicarnos en la piel como en el caso de las cremas. Que si el azúcar, que si el aceite de palma y, ahora, los parabenos.
Cremas sin parabenos

¿Qué son los parabenos?

Explicado de forma sencilla y que todo el mundo entenderá, los parabenos son unos componentes químicos que actúan como conservante en todo tipo de cosméticos. Es decir, son los responsables de que nuestras cremas duren años y años…, se encargan de matar las bacterias y preservar así los cosméticos que usamos, aumentando su tiempo de vida y seguridad.

Pero, entonces, ¿dónde está el problema?

Estos compuestos químicos están bajo sospecha de que puedan alterar el equilibrio hormonal de nuestro organismo, una acción que se conoce como disruptora endocrina. El aumento de problemas hormonales en las últimas décadas o de enfermedades como las cardiovasculares, la diabetes o la obesidad, podría estar relacionado con estas sustancias tan presentes en nuestro día a día. Otras consecuencias de uso que se les asocia son: el cáncer de mama, problemas sexuales en el hombre, envejecimiento prematuro, alergias en la piel, …

Aunque, están bajo sospecha, los fabricantes de cosméticos y las cremas como las anti estrías los pueden usar, pero con ciertas restricciones y controles.

Parabenos y embarazadas

Si estás embarazada lo aconsejable es evitar en lo posible cremas y cualquier otro producto que contenga parabenos, porque tu bebé puede verse afectado en su sistema inmunológico, también con trastornos reproductivos, incluso su inteligencia se puede ver afectada. La presencia de xenoestrógenos en los parabenos, en altas concentraciones actúa como falsas hormonas que afectan directamente al útero provocando el crecimiento del endometrio.

Para las embarazadas es común el uso de cremas antiestrías y anticelulíticas, debes prestar suma atención a que no contengan parabenos o simplemente sustitúyelas por cremas naturales sin ningún químico.

Crema antiestrías sin parabenos

Entonces, ¿son peligros los productos con parabenos?

Antes de que os alarméis, si bien es cierto que se comercializan muchos productos con estas sustancias, su concentración es tan baja en cosmética que su efecto sobre el organismo es prácticamente inapreciable. Tened en cuenta que la Agencia Española del Medicamento se encarga de que ningún producto cosmético que esté en el mercado sea nocivo para la salud.

En cualquier caso, es interesante saber qué es cada cosa, identificarla, saber cómo funciona y tener la opción de elegir.

Parabenos admitidos por la legislación de cosméticos en Europa

Methylparaben (o E218) y ethylparaben (o E214): Usados en las concentraciones permitidas no suponen peligro. Son eficaces y seguros como conservantes. Normalmente, aparecerán al final de la lista de ingredientes de la crema anti estría ( lo que significa que están presentes en baja cantidad). Estos conservantes no deben sobrepasar el 0,4 % de concentración en un producto (o el 0,8 % si son mezclados).

Butylparaben y proylparaben (o E216): Su concentración suele ser baja pero, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la Comisión Europea, SCCS, ha sugerido reducir el límite legal de concentración. Recientemente, la Comisión Europea ha limitado el uso de estos parabenes al 0.14%, tanto cuando se utilizan solos como mezclados. Además se prohíben en productos destinados a la zona del pañal para menores de 3 años, como las cremas del culito del bebe, ya que la piel de la zona del pañal puede estar dañada o irritada, lo que aumenta el riesgo de absorción de estas sustancias.
La OCU recomienda que por precaución se eviten butylparaben y propylparaben, en menores de 3 años y embarazadas, en los productos que permanecen sobre la piel (cremas y lociones corporales) durante varias horas.

La Unión Europea prohibió en 2014 los parabenes isopropylparaben e isobutylparaben, y otros como el phenylparaben, benzylparaben o pentylparaben ,muy poco utilizados. Se considera que no hay suficiente información sobre sus riesgos por lo que no es posible evaluar su seguridad y por tanto no deben ser utilizados.

Las chicas que me leéis desde otros países fuera de Europa, guiaros por esta información a la hora de comprar un producto. Sería complicado conocer y escribir sobre las legislaciones de cada país, estado, …, respecto al uso de los parabenos.

Si quieres comprar productos sin parabenos, buscar en las etiquetas “paraben free” o “libre de parabenos”.

Y si, finalmente, decides comprar alguno de los productos con parabenos intenta guardarlos evitando la luz directa, las temperaturas muy altas o muy bajas y ciérralo bien después de usarlo.

Para distinguirlos rápidamente en la lista de ingredientes de tu producto ten en cuenta que todos acaban en “PARABEN”, pero, ten cuidado que algunos vienen camuflados como (E214, E216, …)