Saltar al contenido

Remedios caseros para las estrías

Remedios caseros para estrias

¿Realmente existen remedios caseros para combatir las estrías?

¡Sí, existen! Y estos remedios caseros para estrías son mucho más económicos que cualquier crema que podamos comprar en el mercado. Actualmente tenemos multitud de cremas caras para combatir las estrías tan odiadas que salen durante el embarazo, sin embargo, prácticamente ninguna las hace desaparecer.

¿Por qué no utilizar productos naturales efectivos? Además, con los remedios caseros para estrías, no hace falta gastar mucho dinero para conseguir los resultados excepcionales que buscamos. Muchas veces incluso tenemos el tratamiento en nuestra propia casa. Olvidémonos de productos con ingredientes nocivos y busquemos lo que tenemos en nuestra despensa.

Solo hay que tener en cuenta una cuestión. Cada remedio actúa de diferente manera sobre cada mujer. Esto va en función del mes de embarazo y del estado de la piel de la mamá. Sea cual fuere el que escojas, tu piel quedará nutrida de forma espectacular con cualquiera de los remedios caseros para estrías.

Remedios caseros para estrias

Remedios caseros para estrías

Vitamina E

Seguro que más de una vez has escuchado los nutrientes que aporta la vitamina E, así es excelente para luchar contra las estrías. ¿Dónde la podemos encontrar? En diferentes alimentos que seguro tendremos en casa, como el aceite de oliva o el aguacate y si los mezclamos todavía mejor. Siempre podemos crear nuestros propios remedios caseros para estrías buscando alimentos excepcionales como estos.

¿Sabías que exfoliar la piel es muy útil?

¡Qué mejor que utilizar azúcar con un poco de aceite para exfoliar la zona de las estrías! O, en su defecto, con un cepillo, pero de cerdas naturales. ¿Cómo nos ayudaría? Mejoraría notablemente la zona estriada y atenuaría las estrías. Sin embargo, no debemos hacer fricción, ¡al contrario! Siempre suave y agradable al contacto.
Crema casera de aloe vera, vitamina E y aceite de oliva: el aloe es cicatrizante y regenerador. La vitamina E tiene un poder espectacular sobre la piel por sus propiedades antioxidantes y fortalecedoras. Y, el aceite de oliva, está lleno de beneficios para nuestra piel. Extrae la pulpa del aloe, añade un poco de aceite y luego unas gotitas de vitamina E, de venta en tiendas naturistas, y tendremos la crema perfecta para combatir hasta las estrías blancas.

Aceite de oliva virgen extra después de la ducha

Si el problema de las estrías es la rotura de la piel y la falta de elasticidad de esta… ¡qué mejor que mantenerla a raya hidratándola a menudo! Podemos aplicar el aceite después de la ducha, sin excedernos en la cantidad para no manchar la ropa, pronto se absorberá y nuestra piel quedará elástica y luminosa.

Claras de huevo

Los aminoácidos del huevo son estupendos entre los remedios caseros para estrías. ¿Qué hay más natural que el huevo? Además, seguro que los tienes en casa. El proceso es el siguiente: debes batir dos o tres claras de huevo, las que necesites. A continuación, debes aplicarlas sobre la zona y esperar a que se sequen. Una vez secas se eliminan con agua y, a mayores, puedes hidratar la piel con aceite u otro de los remedios caseros para estrías.

Jugo de limón

Si exprimimos uno o dos limones y nos aplicamos el jugo resultante sobre las estrías, masajeando suavemente, lucharemos por su desaparición. El limón es reafirmante y corrector y hará que tus estrías queden atenuadas. Es uno de los remedios caseros para estrías más económicos.

Aumentar el consumo de frutas y verduras

¡Uno de los mejores remedios caseros para estrías! Posiblemente tu consumo sea deficiente o muy irregular, pero las frutas y verduras dan la elasticidad perdida a tu piel. Si te alimentas bien por dentro tu piel lo reflejará por fuera y alejarás a esas enemigas.

Recuerda que tu piel necesita beber para estar hidratada, consume agua de forma regular y aplica cada tanto alguno de estos remedios caseros para estrías, sino para combatir las estrías sí para evitarlas. Recuerda que las de color rojizo son más recientes y las blancas más difíciles de tratar, ¡empieza a combatirlas cuanto antes!